Caracter impropio

que el silencio no sea ante nadie una reivindicacion de lo posible

Nuevamente la pena retrepó hasta su garganta, era inútil cuanto hiciera, en su vida había una realidad ostensible, única, absoluta. Él y los otros. Entre él y los otros se interponía una distancia, era quizá la incomprensión de los demás, o quizá su locura.

—Roberto Arlt - Los siete locos (via miss-catastrofes-naturales)

(via cuzyouwereallyellow)